6/11/11


Un día tras otro pasa, 
encadenado a la melodía de la lluvia tardía
del otoño que todavía frustrado
araña el calor del verano con sus uñas de viento.

¿Dónde se ha escondido la luna?
Hace meses que no la veo brillar
se escondió entre las nubes 
y parece que ahora solo sabe llorar
mojando tejados, pelos, pieles y asfalto.

Se arranca la piel
se come sus propias entrañas
paladea cada latido del corazón
cada gota de sangre
cada lágrima salada 

Se araña
se deja los dedos en carne viva
y escribe con pulso tembloroso en el suelo negro
que para qué tener sentimientos
si le devoran el alma como el fuego
hasta que su corazón se quede carbonizado
y, quebradizo, se escurra entre los dedos
mezclándose el polvo oscuro con la sangre
a la intemperie del invierno.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho^^. Kornupia.

Esther dijo...

Suena muy triste pero, está muy chulo. Un grito de silencio desgarrador :( Puede pasar, más en el el hoy :(

Saluditos :)

Ananda Nilayán dijo...

Qué dolor tan tremendo, Maat, pero es una gozada leer este poema.
Será que cuando vemos a la luna roja está arañándose???

Un beso enorme

Carlos dijo...

Leo tu poema al trasluz de los rayos de esta luna llena que ilumina la noche malagueña. Lo leo incapaz de apagar los ecos que del debate me llegan de teles ajenas.
Lo leo y me evado entre su melancolía, añoranza de un tiempo que parece ya no volverá.

Y sin embargo, la fuerza de tu poema parece que hará posible que no perdamos el otoño.

Un abrazo!

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷSechatƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo...

¡Puf! Inquietante, pero tiene mucha fuerza. Me encanta la última estrofa. Se echaba de menos tu poesía je, je.

Besotes, guapa.

Cristina dijo...

Hermoso blog, me voy encantada!
Abrazos.

Oski dijo...

En primer lugar, mis disculpas. Siempre llego tarde y a veces ni llego...

En segundo lugar gracias, gracias por estar siempre y ser bálsamo para seguir escribiendo.

En tercer lugar solo decirte que la luna no se ha escondido, simplemente no la ves porque está en tus propios ojos.

En cuarto lugar, un abrazo.

:-)

Maat dijo...

Kornu: gracias maja... en estas ideas ahondaremos más con profundidad cualquier tarde con una cerveza =p

Esther: los gritos silenciosos son los más estruendosos para el alma. Me alegro que te gustara :)

Ananda: quién sabe... tal vez la sangre a veces se diluye y, aunque sangre la luna, no lo podamos ver.

Carlos: no sé por qué, pero lo spoemas que siempre me salen con más fuerza son los más desesperados... las musas son traicioneras y alforan con el dolor en mi cabeza. Pasan los días, esto acabará en el olvido tarde o temprano (espero que más temprano que tarde :) )

Sechat: es un poco descarnizado el último párrafo, me abrí y dejé que fluyera todo lo que se sentía.

Cristina: bienvenida y espero seguir viéndote por estos lares. Un abrazo :)

Oski: me has dejado sin palabras. Le he leído ya como tres o cuatro veces. Gracias Oski, muchas gracias por todo. Acojo el abrazo con calor y te mando a tí otro, aunque no le llegue a la suela de los zapatos =)

Muchas gracias a todos por los comentarios, espero actualizar con más frecuencia :)