Shock

El sonido de unas ruedas que chirrían sobre el asfalto. Veo el coche blanco, veo la cara descompuesta del conductor tan cerca que casi puedo oler su miedo. Me llegan las notas de la música que voy escuchando en medio de los gritos. Cierro los ojos, acto reflejo en ese último instante, justo antes de notar el morro del coche hundiéndose en mis piernas.

Yo nunca cruzo mal una carretera. Recuerdo tu voz asustándome "¿Y si te atropellan?" Tú siempre cruzas mal. Yo te echo en cara tu inconsciencia... "Te pueden atropellar". Recuerdo cómo me agarrabas la mano y me obligabas a cruzar mal contigo. "Si algún día me atropellan será culpa tuya, lo sabes, ¿no?"
Sé que debería doler, pero mis piernas son una parte del trapo con el que está hecha esta pequeña muñeca. Me dejo llevar, no hay más solución. Ruedo violentamente sobre el capó. El tiempo pasa muy despacio. 
Empecé a contar los días que pasaban cuando me dejaste. En aquel momento parecía que nunca iba a dejar de llover. En cierto modo, nunca había cesado. Había imaginado el momento de volver a vernos. tú estarías al otro lado de la calle, esperando. Yo cruzaría sin mirar y caería en tus brazos. Nos besaríamos, olvidaríamos el pasado y comenzaríamos desde cero. Pero ese día anhelado tardaba en llegar.
La inercia movió mi cuerpo y volé un instante sobre el asfalto. Siempre me había preguntado qué sensación era ésa, la de volar... Amigos, es el sentimiento de la total libertad. En esos segundos supe que nada se interponía en mi camino.

Mi cabeza dio un golpe seco contra el suelo. Abrí los ojos un instante. Gente que no conocía se agolpaba a mi alrededor y me instaban a no marcharme. No les escuché. No era tu voz la que suplicaba que me quedara.

Nadie esperaba al otro lado, lo sabía. No miré al cruzar. No había brazos abiertos ni besos de reconciliación. Nunca sucedería. 

Por eso crucé sin mirar y, ahora, lo único que quedará en el recuerdo será la mancha de mi sangre en el asfalto.

8 comentarios:

*Sechat* dijo...

Muy triste, impactante y muy visual. Me ha encantado. Se te echaba de menos, guapa.

Besotes.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Maravilloso. Tu relato es mi final detallado. Me encanta. Sí, será alguna extraña conexión en este mundo de desencuentros... ;)

Muchos besos!

Esther dijo...

Qué trágica historia. Nadie se merece el sufrimiento de otro, aunque a veces pasa... :( Y sólo queda sacar fuerza. Vale la pena intentarlo; al menos, así nunca te podrás decir que nunca lo intentaste.

Yo a veces, también soy un tanto temeraria al cruzar las carreteras.

Un saludito.

Carlos dijo...

Ahlan!!

El relato es fantástico (ojalá llegue a ser pronto libro *leil) y suspende el tiempo entre su inicio y final.
El pensamiento da vueltas, uno lee quieto pero no es así porque seguimos la trayectoria del cuerpo, y aun aquella sangre sigue escribiendo su vida, su muerte.

Es terrible ese momento del desencanto, de la desilusión, de la depresión.

Gran relato, un abrazo!

Darka Treake dijo...

waaaau...
Qué intenso. Y estoy cn Sechat, muy visual. jeje.
Me ha gustado mucho, Maat. Sigue escribendo así de bien!

1bsito!
Darka.

Carlos dijo...

Esta mañana tenía lugar en La casa del libro una presentación, que llamó mi atención ya solo por una palabra: Egipto.

La historia empieza en Egipto, así se titula el libro, y :) evidentemente me viniste a la mente.

¡Ahlan!

Maat dijo...

Sechat: si que quería que fuera visual, me alegra que lo haya conseguido transmitir :) Me cuesta ponerme a escribir últimamente, sorry por las actualizaciones taaaaan espaciadas en el tiempo

María: me alegro que finalmente te gustara. Cuando leí tu relato me pareció que encajaba ^^

Esther: pues mira, yo rara vez cruzo mal una carretera... me da pánico que me atropellen xD

Carlos: no sé qué se pensará en esa situación (ojo, tampoco quiero saberlo, toco madera), pero quería transmitir ese clásico "pasa toda tu vida delante de tus ojos" como un "pasa lo que crees que ha sido lo más importante de tu vida".

Darka: niñoooo! Me tengo que pasar por tu blog, que hace mucho que no te leo :(

Gracias a todos por los comentarios. Un abrazo enorme =)