A ninguna parte

Llévame donde a aquel lugar donde no exista el dolor.

Resárcete en esparcir mis restos compunjidos y triturados en pequeños trozos.

Se que, al final, los encontraré para volver a pegarlos.

Quizás no ahora, ni la semana que viene, ni el año próximo, pero lo haré.

Llévame a ninguna parte, pero lejos.

Aléjame de la desidia del alma y el atolondramiento de las palabras.

Prohíbeme mirar donde no quiero hacerlo.

Dame la sabiduría que aun no tengo para distinguir entre ajenos y extraños.

Aléjame de ellos, extraños, y devuélveme a él.

Se me perdió una mitad de mi misma. ¿Recompensa? La felicidad.

No quiero ver sus caras felices.

Tan solo deseo regodearme de su dolor y calmar el mío.

Mal de muchos, consuelo de tontos. Y soy la reina de la tontería.

Pero todo eso me haría feliz, así que prefiero ser tonta mucho tiempo.

Necesito desencadenarme de él. Necesito apartarme de ella.

No quiero escuchar el sonido de sus besos.

No quiero volver a verla, solo quiero que él vuelva.

Sé que no va a volver, así que solo me queda esperar a marchar lejos...

4 comentarios:

Darka Treake dijo...

Qué desesperación Maat...
Me ha gustado, por la fuerza que te envuelve. Muy bueno.

Sigue escribiendo así de bien!!

1bsote
Darka.

Esther dijo...

A mí tb me ha gustado mucho :)

Ojalá existiera ese lugar para que te protegiera tb para que no te volviera a pasar lo mismo. Pero, tiempo al tiempo. Además, como dice el dicho: mejor sola que mal acompañada. Y en general, todos son un atajo de pendones y tontos... sorry por la franqueza pero, es verdad, aunque dicen que no hay regla sin excepción, el reto está en tener suerte y tropezar con ella pero, jamás perdamos la esperanza.

SAluditos, Maat.

Ananda Nilayan dijo...

Nada como poner distancia para curar heridas.
Estos sentimientos son lugares comunes para todos, así que, escribe, que los dolores suelen ser inspiraciones y terapia del alma.
Un abrazo.

Maat dijo...

Darka: quizás he huído mucho tiempo de esa palabra, pero me has dado de lleno con ella... desesperación... cuánta razón...

Esther: se tropieza pero se aprende, no? Hay que sacar el lado positivo a todo (aunque aun me resulte algo macabro)

Ananda: eso es lo que intento, pero o me sale mucho o no me sale nada. Y distancia es lo más acertado.

Muchas gracias y un besote a los tres