21/3/12


Llévate, primavera, los restos fríos
del este invierno tardío.

Los días, poco a poco,
se alargan como sombras de luz
que iluminan las calles.

Recuerdo ansioso de los campos 
de tulipanes florecidos
que no llegué a ver entre los canales
-de agua esos caminos
que parece que nunca acaban-

Olor de la hierba mojada
por las lluvias de primavera.

Olor de salitre fundido
con la brisa frente a Piquío.

 Llévate, primavera, los restos fríos
del este invierno tardío
y déjame solo los besos
del cambio de las estaciones
para que me cuiden en este desorden
que tengo de pasiones.

2 comentarios:

Verónica C. dijo...

Poemazo.
Has tardado en actualizar pero ha merecido la pena.

Besos

buchy dijo...

me ha gustado, sobre todo los últimos versos.