4-8-10

Nuestros cuerpos se entrelazaron,
sentimos la fricción de la piel,
desnuda,
ribeteada por el pálido reflejo
de las cicatrices del alma.

Estreché con las piernas,
cual garras,
el contorno de tus caderas,
sintiendo en cada movimiento
las descargas eléctricas que me recordaron
que aun sigo viva.

Me dejé llevar por el éxtasis del silencio
roto por gemidos discontinuos y entrecortados,
sintiéndote en cada poro de mi piel,
impregnada de ti en todo mi ser.

Tan solo el momento
-sudor
calor
movimiento-
pudiera parecer arrebato obsceno,
risa de excesos, pero...

Tan solo necesitaba eso:
tus labios acariciando cada milímetro
de esta piel blanca,
borrando para siempre
las cicatrices del alma.

______________
* Imagen: Sandra H.
** Poema al hilo del X reto de poesía del Foro Nuncajamás

5 comentarios:

María dijo...

Maravilloso.

Ananda Nilayán dijo...

Maat, bellísimo, sensual y necesario.
Fíjate que al leer alma me venía luna...
Ganaste el reto??? hace tiempo que no paso por "Nuncajamás" y estoy despitaílla, pero si ganaste, merecidísimo.

Un besito.

Maat dijo...

María: no sé qué decirte, porque lo has dejado claro en una palabra y así es difícil contestar sin que me salgan los coloretes ^^

Ananda: encaja perfectamente también luna, tienes razón :) No gané el reto, nop, le ganó Víctor. Pero este poema me había gustado especialmente, asi que decidí compartirle en el blog también, aunque no lo hago con casi nada de lo que publico en el foro. Pásate por allá, que se te echa de menos ;)

Un besote a ambas

H.B.Melgarejo dijo...

"Se buscaban los cuerpos en la oscuridad,
en la confianza de las sombras, se entrelazaban.
Caricias fugaces, labios que se encontraban;
fusionadas las almas, alcanzaron la inmortalidad."

Un suspiro,
Hamza.

www.okpharm.org dijo...

Beautiful!