4-2-10

Envuélveme con tu sonrisa
que este pobre alma necesita
para abrazar el olvido y olvidar el abrazo
de aquella noche que cayó en el saco
de las funestas cunetas vacías
de coches viejos y averiados.

Envuélveme con tus brazos
que necesito del calor humano
de los labios que susurren mi nombre
mientras los besos callados son depositados
como gotas de agua cayendo por el cuello.

Porque te quiero, te odio.
Y odiándote me alimento
como alimaña carroñera
de sentimientos proscritos,
de maneras incorrectas.

Porque te odio, te quiero.
Y queriéndote me quiebro
sobre los principios nihilistas
que quise guardar como un tesoro...

...como una estúpida suicida de sentimientos
desbocada emocionalmente entre las sogas
que quieren ajustarse al cuello... y huyo,
me marcho con la canción de las letras corruptas
de las verdades horadadas sobre el alma...

...como una estúpida desquiciada del mundo
sigo buscando la boca que me dé de beber
en este desierto que nunca acaba...


9 comentarios:

Esther dijo...

No te preocupes, yo tb ando por desiertos. Pero, no te preocupes, no es tan malo. Quizás algún día alguien te rescate del desierto, quizás no... pero, siempre habrán otras cosas, como la naturaleza que nos espera, la gente que nos aprecia... A veces, la solterona se cree desafortunada pero, quizás sea más afortunada que much@s emparejados. Porque ellos tienen peleas, disgustos... muchos hoy en día acaban separándose, abandonándose... Es lo más probable que pase... sorry, pero, es así: me atrevería a afirmar que en 99% de los casos, al menos. Hay poquísimos que se salvan, por ejemplo, mis hermanos. Siempre he pensado que los hombres son más golfos, insensibles, terribles, etc. pero, muchas mujeres tb empiezan a serlo. No te preocupes, probablemente no te pierdes nada. Tú, ahora, siéntate y disfruta de tu libertad, mientras dure y si alguna vez viene alguien, procuremos que sea un príncipe azul de verdad, da igual si es más guapo o menos... ¡pero, príncipe azul! Alguien que nunca se aburra de ti, que siempre esté contigo. Ahora, sólo tenemos que disfrutar de lo de alrededor. A veces, se me enturbian los pensamientos pensando que estoy sola, te lo confieso, pero esos pensamientos, no te dejan vivir lo que hay alrededor muy despierta.

Saluditos.

Saluditos.

*Sechat* dijo...

Necesidad de carió en un mundo que marcha siempre hacia adelante y no mira jamás a atrás para echar una mano al que se ha caído. Un poco melancólico, pero me gusta. Como siempre que me paso por aquí me llevo un grato recuerdo. Un abrazo.

"Un desierto que nunca acaba" ¡Qué gracia llevo días pensando en escribir un poema sobre el desierto pero no me sale nada!

P.D: No sé porqué pero siempre que me acerco hasta aquí, me recuerdas a otra bloguera www.lossecretosdelarosa.blogspot.com Te lo he querido comentar alguna vez, pero siempre se me olvida hacerlo. ¿Por qué encuentro similitudes? No lo sé, la verdad, pero ambas escribís con cierto desgarro y rabia, quizá sea por eso.

Carlos dijo...

Se halla al final del poema, pero el desierto da resonancia a los versos que claman en el.
Es la fuerza pura del anhelo, el deseo libre que no siente tal libertad en soledad, pero asímismo rebelde, no quiere ser arena sino viento.

Siempre hay un oásis.

Un abrazo!

Ananda Nilayán dijo...

Como la vida misma... la rueda gira, Maat, y un día se ríe, otro es un desastre... menos mal que todo pasa.

Un beso

Vico dijo...

Hola Maat:

me encanta.
amo/odio esa sensación que describes.
veneno voluntario.

y me gustaría decirte una cosa:
no sé si es mucho pedir (no soy grafista)
el morado sobre negro me hace
sangrar los ojos.
¿Podrías ser tan amable de cambiarlo?

Deseo dijo...

no odio jamas

no podria aunque el dolor fue intenso, muy intenso, pero odiarla ...

Es que esa palabra seria incompatible con ella.

recuerdo, si


Siempre.

Maat dijo...

A todos perdón por la tardanza en responder, pero he andado un poco descolocada este último mes

Esther: no sé qué decirte sobre tu perspectiva sobre los hombres, creo que eres un poco radical ^^ De todas formas, los príncipes azules no existen, por desgracia (o suerte), así que tampoco quiero idealizar ni esperar hasta aburrirme, que luego sale el tiro por la culata :) Un besote!!

Sechat: un desierto siempre da mucho juego para la creación poética, tanto por las carencias que implica como por la sensación de quietud a la que uno puede hacer referencia. Me pasaré por ese blog! Un besote!!

Carlos: un oasis de verdad, eh? A ver si voy a ver un espejismo y el resultado va a ser catastrófico ^^ Un abrazo muy fuerte, Carlos!

Ananda: todo pasa y, además, aprendemos de ello (o no?). Un besote!

Vico: es que el amor y el odio son primos- hermanos ^^ Siento disentir, pero creo que me identifico (de momento) bastante bien con ese morado sobre negro. De momento no lo cambiaré, aunque en un futuro nunca se sabe! Un besote!

Deseo: el odio para mi es algo irrefrenable: cuando mana lo hace libremente y no puedo evitarlo. Otra cosa es el arrepentimiento que después pueda tener por culpa de ese odio. Un saludo!

www.oxipharm.org dijo...

Beautiful poem!!!

www.oxipharm.org dijo...

Beautiful poem!