Slieve Bloom

Hace años, siguiendo el camino del bosque de Slieve Bloom, me ocurrió una cosa muy curiosa...

Paseaba al inicio de la tarde, como hacía siempre, con un libro bajo el brazo, con intención de leer bajo la sobra de un árbol, la espalda sobre su mullida cubierta de musgo sobre el tronco...

Un cansancio, surgido de la nada, provocó la pesadez de mis párpados que, imposibles de mantener abiertos, finalmente cerraron, sumiendome en un profundo sueño.

>>Soñando soñé que soñaba, con una misteriorsa elfa y una atractiva dama. La elfa de ojos brillantes y oscuros, contaba más de un centenar de primaveras. La dama de mirada temerosa, era princesa del castillo de... Una ráfaga de viento me impidió escuchar el nombre, mientras la joven se presentaba.

>>Las manos sellaron el pacto de no retorno en la petición. La princesa recurría a ella dado que, pese a su juventud, sabía que tenía una grave dolencia que solo la anciana elfa conseguiría llevarse consigo: el dolor de sentir que solo era amada por su belleza. La anciana la miró con sorpresa "Solo hay una solución a tu problema, pero es quizás tan doloroso como..." el llanto rasgó la quietud del aire, emanando la voz desde los pulmones de la princesa, desgarrada en su inconsciencia... La elfa, no sin pesar por tener que cumplir el pacto, levantó las manos al cielo y una nube de polvo dorado cubrió el cuerpo yacente, que respiraba pesadamente.

>>La belleza de la princesa se convirtió en anciana deprepitud. Horrorizada por su fatal error, se perdió aullando como un animal salvaje entre la espesura del bosque.
La elfa nunca más volvió a sellar un pacto antes de escuchar la petición de cura... Las enfermedades físicas no entrañaban riesgos, pero las enfermedades de la mente y el corazón no tenían fácil solución.

...

Desperté con una ráfaga de viento frío meciéndome mientras caía el sol en el horizonte. Desperezándome, fui recorriendo el sueño que se había grabado en mi mente... Recogí el libro del suelo y me encaminé a casa, comenzando a notar una intranquilidad nada propia de mi en ese lugar que emanaba paz... Miré de reojó a la profundidad del bosque. Un aullido de voz casi humana desgarró el silencio. Dos ojos negros como la noche que se acercaba y brillantes como gemas preciosas me miraron desde el árbol en el que acababa de estar.

Corrí hasta casa con toda la velocidad que me permitieron las piernas y me acosté sin cenar ni hablar, omitiendo el sueño y aquella mirada de mi memoria... Hasta hoy.

Estoy en el camino de Slieve Bloom y marco el suelo con la firmeza de mis pasos. Aquello fue solo un sueño y, por culpa del mismo, la imaginación me jugó una mala pasada. Fue eso, tan solo la imaginación... Un aullido penetra en mis oídos. Cierro los ojos "Tan solo fruto de mi imaginación" me repito en mi cabeza. Les abro y una mano se posa en mi hombro, helandome el miedo las entrañas. Los dedos son arrugados y con manchas de la edad. La cabeza me da vueltas y las piernas me fallan. "Tan solo mi imaginación" me repito, antes de perder la consciencia.

______________
Al hilo del tercer reto de microrrelatos del Foro Nuncajamás
Web oficial de Slieve Bloom http://www.slievebloom.ie/index.html

2 comentarios:

Carlos dijo...

Es como un puzzle de sueños, cada párrafo tiene vida por si mismo, más al mismo tiempo cada uno le da sentido a esa vida propia.
Como el sueño a la persona, y el ser al sueño.
Adentrarse en ese bosque es salir de la realidad o entrar en ella.

Es el misterio de todo libro

Un abrazo!

Maat dijo...

Qué es fantasía y qué es realidad?

;P