Había olvidado qué día de la semana era… no lo recordaba. Solo pasaban por su cabeza imágenes de su infancia, con ese hilo musical de fondo, otra vez como hacía mucho que no recordaba, la canción que sus primitas la cantaban… Los ojos se llenaron de lágrimas, incapaz de hacer desaparecer los recuerdos, cruzándose con imágenes de la ventana rota, de su madre llorando, de su padre gritando lo estúpida que era, de Romeo besándola, de los momentos mínimos de felicidad con los momentos más duros de tristeza, todo mezclado…



____________________
Fragmento "Luna de Noviembre" [Primer borrador]
Fotografía: "The Soft Touch" por The Tragic Truth Of Me

2 comentarios:

Sara M. dijo...

Aunque sean mínimos hay que aprovecharlos..
Bsosss

Carlos dijo...

Es en esos momentos cuando el tiempo queda detenido.
Son instantes, segundos tal vez, pero únicos